¿Qué es la displasia de cadera (HD)?

                                                         

Se trata de una mala congruencia de la cavidad acetabular (cadera) con las cabezas femorales que pueden aparecer luxadas o sub luxadas. En articulaciones con alguna alteración, se observa desde un ligero a grandes desplazamientos laterales de las cabezas femorales - subluxaciones - que permiten el "juego articular". El efecto es dañar, inflamar y finalmente debilitar la articulación de la cadera. La cantidad de líquido sinovial aumenta y el ligamento redondo se hincha y se estira. El cartílago normalmente liso , que cubre los extremos de los huesos opuestos, es desgastado y la cápsula articular se inflama y se vuelve gruesa. - cambios degenerativos de Osteoartrosis -

 

¿Cómo se manifiesta?


Generalmente los propietarios de un cachorro con displasia, consultan al veterinario por las dificultades que presenta el cachorro para pararse, el tambaleo de las patas traseras al caminar. Presentan caderas anchas, cuadradas, son cachorros bastante sedentarios, algunos comen sentados, pueden ser agresivos o demasiado “buenos”. Algunos cachorros no manifiestan síntomas y llagan a la edad adulta conviviendo bastante bien con la afección pero son los portadores genéticos y los posibles transmisores a sus crías. La manifestación con todos sus signos va a aparecer tarde o temprano.
Los hallazgos clínicos incluyen: intolerancia al ejercicio, rengueras, se incrementa la dificultad para saltar o para echarse dolor a la palpación o al pararse, sonidos de chasquido en movimientos forzados o en el anda , atrofias musculares, incremento de la agresión debido al dolor, restricción de los movimientos de la cadera, dificultades para correr o saltar , etc. son cachorros muy "buenos" que permanecen mucho tiempo echados, no " rompen nada”,

 

¿Cómo se diagnostica?

Se diagnostica a través de una radiografía que se toma con el animal anestesiado, para que relaje sus músculos y ligamentos, en posición ventro dorsal con los miembros extendidos, paralelos, con las rótulas bien posicionadas. Una articulación normal muestra las cabezas femorales bien formadas ubicadas profundamente en las cavidades acetabulares. Las superficies de contacto son congruentes y paralelas. En articulaciones con alguna alteración se observa desde ligero a grandes desplazamientos laterales de las cabezas femorales - subluxaciones - que permiten el "juego articular". Si existe juego articular , en poco tiempo se verán cambios inflamatorios en las superficies articulares y posteriormente artrosis. - cambios degenerativos de Osteoartrosis–

 

Clasificación por grados de la displasia de cadera


 Avepa  A  B  C  D  E
   Ausencia de signos radiográficos de displasia de cadera, totalmente libre  Libre de displasia, caderas prácticamente normales  Leves signos de displasia  Moderados signos de displasia  Graves signos de displasia
                          APTO PARA LA CRÍA                                                                                                        NO APTO PARA LA CRIA                                     


¿Desde qué edad se puede realizar el diagnóstico?


Es conveniente realizar el diagnóstico desde los 6 o 7 meses de edad donde ya se puede ver la congruencia y adaptación de las superficies articulares. Es conveniente no exigir un entrenamiento a los cachorros menores, ya que la cadera está en pleno crecimiento y desarrollo y es la etapa de las mayores transformaciones.


¿Cúal es el pronóstico según los grados?


Los perros con ligera displasia coxofemoral que no deban satisfacer grandes exigencias, no tienen por qué enfermar de un modo visible. Como los animales reaccionan a menudo muy poco a dolores crónicos, puede pasar desapercibida esta afección incluso en perros afectos de una mediana displasia coxofemoral si no desencadena la cojera un trauma, p. ej., Una distorsión articular al saltar o un sobreesfuerzo agudo.
Por lo tanto, pueden entregarse o mantenerse sin inconveniente alguno los perros afectos de una ligera o mediana displasia coxofemoral como animales de compañía. Hasta este punto, el pronóstico es favorable en caso de displasia coxofemoral ligera o mediana. No obstante, el comprador debe ser advertido sobre el estado de la displasia de cadera del perro que desee adquirir.
En caso de displasia coxofemoral grave, habrá que contar, incluso como animal de compañía, que en un plazo mas o menos largo, si no se medica preventivamente aparecerá una cojera que hará necesario un tratamiento. El pronóstico dependerá del grado de atención que se le pueda prestar al animal
Para animales de trabajo, sólo deben emplearse perros con articulaciones coxofemorales sanas, es decir, que no tengan indicio alguno de displasia, ya que incluso con una displasia ligera habría que contar con la aparición y la rápida evolución de la artrosis si los animales han de rendir corporalmente, especialmente cuando se exigen altos rendimientos en saltos y corridas de largos trayectos. En estas condiciones se puede llegar a observar alteraciones articulares osteodistróficas en perros de la “Forma de transición”.


¿Por que es conveniente el diagnóstico precoz?


Permite ayudar terapéuticamente al cachorro que la presente, con el objeto de brindarle una mejor calidad de vida, ya que las consecuencias secundarias de la displasia son profundas y las manifestaciones clínicas en la mayoría de los casos son acompañadas de mucho sufrimiento.
Otra razón importante es la selección de los perros que la padecen para no usarlos como reproductores, debido a que esta enfermedad tiene alta heredabilidad , y es influenciada por factores de crianza que aún están en discusión ( alimentación, ejercicio precoz etc.).


¿Cómo puede evitarse?


Se ha demostrado a través de la cría selectiva - no usar reproductores con displasia - que la displasia en las razas donde se controla obligatoriamente, ha disminuido notoriamente, y se pueden adquirir cachorros de padres sanos, con todas las posibilidades que ellos también lo sean.

De todas maneras es imposible garantizar al 100% una camada libre de displasia por el mero echo de que los padres estén libres de ella. Se debe evitar durante el crecimiento del cachorro ciertos esfuerzos como subir y bajar muchas escaleras, hacer mucho ejercicio... Es también muy importante que la alimentación del cachorro sea la adecuada para su peso y edad.

 

¿Como se tratan los cachorros o adultos que ya la tengan?


TRATAMIENTO


OBJETIVOS: Todos los tratamientos intentan mejorar la calidad de vida del las mascotas. Siendo una enfermedad grave funcional no es grave vital, en otras palabras el paciente sufrirá de una disfunción en la locomoción pero no compromete su vida. Un animal enfermo de displasia puede vivir toda su vida con esta enfermedad y llevar una vida placentera. La displasia es una entidad controlable pero no curable.Los tratamientos tienen por objetivo: inhibición de la inflamación, alivio del dolor, regeneración de las superficies articulares, reparación del cartílago y recuperación de la función articular.


MÉTODOS:

  • Conservadores no invasivos: corticoides, antiinflamatorios no esteroideos, condroprotectores, regeneradores del cartílago
  • Quirurgicos: sección del músculo pectíneo, plástica del techo del acetábulo, osteotomías, prótesis total de la artículación, resección de la cabeza del femur,

Así como es muy importante que el diagnóstico sea realizado correctamente, es importante su precocidad, a fin de implementar el tratamiento correcto, reparador o preventivo de situaciones de mayor gravedad.


¿QUE ES EL LA DISPLASIA DE CODO (HE)?

La displasia de codo fue descrita originalmente como una enfermedad del desarrollo que se manifiesta como una enfermedad degenerativa de la articulación del codo con o sin un proceso de desunión de la apófisis ancónea. Erróneamente, el término displasia de codo llegó a ser sinónimo de Proceso de desunión ancóneo.

El desarrollo de la enfermedad degenerativa de la articulación del codo tiene multiples causas heredadas que pueden concurrir individual o colectivamente (proceso de desunión ancóneo, osteocondritis del cóndilo medial del húmero, etc.).


EL MÉTODO DE DIAGNÓSTICO


La correcta evaluación de esta región requiere que el codo se posicione en flexión extrema y sea usada una buena técnica de radiografía. Si se busca una etiología específica, se sugieren vistas adicionales.

                       

El propósito de un registro está en identificar fenotípicamente a los perros normales y cribar las radiografías de codo con signos de enfermedad degenerativa de la articulación.

Los codos anormales se clasifican en:


Grado 0: Sin signos de artrosis. Buena congruencia articular.
Grado 1: Artrosis leve, y leve incongruencia articular.
Grado 2: Artrosis moderada, y incongruencia articular obvia.
Grado 3: Artrosis severa, y evidencia de enfermedad primaria.